A los niños les encanta la comida rápida, sí, esa que es rica en sabor, grasas y calorías.

Y aunque la evitemos cuando estamos con ellos, no podemos cuidar lo que ellos comen cuando están en la escuela o con sus amigos, por eso te compartimos algunos consejos para balancear su alimentación:

  1. Si tus hijos van a ir a una fiesta infantil o a un convivio en la escuela, habla con ellos sobre elegir opciones saludables, generalmente en este tipo de reuniones también hay frutas y ensaladas, pueden elegir un hot dog y un plato de jícamas y pepinos por ejemplo.
  2. Cuando comen juntos en casa dile adiós a las bebidas azucaradas y gaseosas, opta por agua natural o con un toque de frutas sin azúcar. El ejemplo siempre es más efectivo.
  3. Comer ensaladas es una excelente opción, a menos que los aderezos o aceites sean los protagonistas del plato. Minimiza su consumo, y en su lugar puedes adicionar unas gotitas de limón. También evita poner en la ensalada quesos altos en grasa como el manchego.
  4. Comenzar el día con un vaso de NIDO® Fortigrow® Semidescremada también es un buen inicio, ya que ayuda a equilibrar su alimentación debido a que contiene 50% menos grasa* y que además tiene vitaminas, proteínas y minerales, esenciales para apoyar el crecimiento de los niños.

Con estos tips podrás equilibrar la alimentación de tu pequeño, sobre todo cuando está fuera de casa, de esta forma podrás empezar a generar hábitos saludables que ellos seguirán durante toda su vida.

*Comparada con leche entera en polvo NIDO® Fortigrow®